Google+ Followers

viernes, 27 de julio de 2012

POESÍA

QUERIDA LUNA


 TODAS LAS NOCHES, QUERIDA LUNA,
  ME SIENTO JUNTO A MI VENTANA
  PARA CONTARTE MIS VENTURAS.

  ¡OH, QUERIDA LUNA!,
  QUE ESCUCHAS SERENA
  Y ME MIRAS CON TUS MIRADAS MÁS PURAS.

  ATENTA A MI ALEGRÍA Y A MI PENA
  HACES QUE ME OLVIDE DE MI TORMENTO QUE TANTO ME ENVENENA
  Y ME ALIVIAS, DE VERAS.

  ¡OH, QUERIDA LUNA!,
  QUE ESCUCHAS SERENA
  Y ME MIRAS CON TUS MIRADAS MÁS PURAS.

  DE TI HACES MI CUNA
  Y MI VIDA YA NO ES VANA
  MÁS TUS BRILLOS ME HACEN CURAS.

  ¡OH, QUERIDA LUNA!,
  QUE ESCUCHAS SERENA
  Y ME MIRAS CON TUS MIRADAS MÁS PURAS.

  UN SOSIEGO DE TI EMANA
  ME ENVUELVE, ME HACE SANA
  Y TÚ NUNCA LO ENMASCARAS.

  ¡OH, QUERIDA LUNA!,
  QUE ESCUCHAS SERENA
  Y ME MIRAS CON TUS MIRADAS MÁS PURAS.

  CONTIGO HABLO SIN CADENA
  Y LO HAGO DE BUENA GANA
  Y TÚ NUNCA MUESTRAS TU PODER NI TUS ANCHURAS.

  ¡OH, QUERIDA LUNA!,
  QUE ESCUCHAS SERENA
  Y ME MIRAS CON TUS MIRADAS MÁS PURAS.

  ADIÓS, QUERIDA LUNA
  ME DESPIDO HASTA MAÑANA
  TU HACES QUE MIS NOCHES NO SEAN TAN DURAS.

POESÍA

Era un camino de amor,
una pasión empezada,
un te quiero sin palabras.
Era algo así como paz,
algo hermoso sin vivir,
vivido antes de nacer
sabido antes de morir.
Ese sentimiento oculto,
escondido en el corazón.
Sediento de amor,
ardiente de deseo.
Era algo así como paz,
algo empezado sin fin,
algo hermoso sin vivir,
vivido antes de nacer
sabido antes de morir.

POESÍA

Un amor, una alegría,
una pasión acabada,
algo vivido pero no logrado.
algo soñado pero dolido,
algo empezado sin fin,
algo odiado pero querido.
Un dolor escondido,
nunca por otros sabido.
Un amor, una alegría,
una pasión acabada,
algo odiado pero querido.

CANCIÓN

LA IDENTIDAD


No importa quién eres. No importa de dónde vienes
Te dedicaré esta canción
No importa quién eres, siempre tendrás un lugar en mi corazón
Un lugar en mi imaginación.

Sabores de castigo a hiel
Acuéstate ya mujer. No pasarás miedo esta noche
Estaré ahí contigo cogiendo tú mano
Huidas repentinas hacia ninguna parte.

¿Cuándo cambió tu sonrisa?
Camino de espinas convertidos en sortilegios
Difíciles de proteger. Juguete roto sin instrucciones
Suerte truncada por el azar de tu querer.

¿Cuándo cambió tu sonrisa?
Es momento de cruzar la línea
Deberás partir hacia el sol
Rayos de libertad. Auras de luz cubren tu cuerpo.

Un susurro en tu oído, el canto de esta canción
Mañanas sin paseo, ciudad sin calles. Tan grande y sin estrenar
Rascacielos sin ascensor que no acarician las nubes.

Mucha gente andando contrasentido
Miradas amigas desconocidas
Gente en quién confiar, no sabes sus nombres
Te indicarán el camino hacia el sendero de la libertad.

Árboles atados con ganas de volar
Ángeles halados te protegerán
Las cadenas de tu destino se romperán
Estaré ahí contigo a dónde quieras partir.

Hay mucho que contar, muchos libros que estrenar
Diarios vacíos de lágrimas que utilizar
Nada para recordar. No hay tiempo para pensar
No malgastes tu destino.

Energía para renovar, energía positiva del más allá, acaricia tu alma
Podrás borrar los malos momentos
El pasado no se presentará esta noche, marcó tus pasos
Ánimas sin libertad. Hoy podrás por fin volar.

Un susurro en tu oído, el canto de esta canción
Mañanas sin paseo, ciudad sin calles. Tan grande y sin estrenar
Rascacielos sin ascensor que no acarician las nubes.

CANCIÓN

CASINO


Casino,
ruleta de la fortuna, giran las agujas, no paran al tiempo
Tirada de Naipes. El joker no estará contigo hoy ni tampoco estará mañana
Hace tiempo que te dejó. Era tu único amigo y la soledad ya llegó
Tienes en tus manos tu última carta
Tu suerte está echada. ¿A qué esperas?  Tira la ya.

Casino,
Dulce rutina, amarga derrota
Puedes jugar ya, tu compañero ya perdió y la victoria te venció
Espera tu turno. No hay más apuestas para hoy
Sombras de luto, luces del mal
Ni la temida oscuridad te acompañará esta noche.

No busques más tu soledad, no busques, más tu traición
La pena, amigo amargo, triste compañía,
engañó a la felicidad
Mentiras escritas en un pedacito de tu corazón
Volando por el aire el viento se las llevó
Dueño de nadie,
El mar no está dispuesto a encontrar tú perdón. Búscalo tú.

Casino,
Tu único refugio, candado en la entrada de tu destino
No podrás volver a entrar
Confiaste en él. Nunca pagarás el saldo de su amistad
Y la fortuna de los sentidos te abandonará.
El joker no estará contigo hoy ni tampoco estará mañana

Casino,
Nubes de humo vuelan sobre ti. Sueños rotos que cumplir
Mantas de olvido para el frío de tus miedos
Colchón de espinas. Todo duele demasiado
Aquí el tiempo pasa muy despacio
Secretos escondidos en el cofrecito de tu corazón.

No busques más tu soledad, no busques más tu traición
La pena, amigo amargo, triste compañía,
engañó a la felicidad
Mentiras escritas en un pedacito de tu corazón
Volando por el aire el viento se las llevó
Dueño de nadie
El mar no está dispuesto a encontrar tú perdón. Búscalo tú.


Casino,
Pasadizos llenos de pasillos. Ninguno te indicará la salida
Laberinto de naipes, fáciles de derribar
Preso entre las paredes de tu cárcel
Ángeles encadenados con miedo a volar
Carreteras cortadas, caminos intoxicados de aire fraudulento, envenenados de mal.

Casino,
Disfraces para camuflar trampas de felicidad, enmascaradas de falsa realidad
Partidas trampeadas. Dados trucados con hechizos malignos
La historia llega al final. Nada que contar, mucho que olvidar
Contraseña arrancada de tu alma, difícil de recordar
El joker no estará contigo hoy ni tampoco estará mañana.

CANCIÓN

EL CENTRO DE TU MAPAMUNDI


Un pequeño país en el centro del mapamundi
Un pequeño manantial en un remoto lugar
En aquel lejano paisaje, se divisan ríos
ríos de recuerdos que fluyen por mis mejillas sin parar y no sé como secar
ni la sequía de mi corazón los hacen parar.

Paso a paso sin poder alcanzar el cometa que vuela en el aire
No puedo olvidarme de ti
No se qué escribir en las hojas en blanco de mi diario, llave oxidada y candado roto
Alguien robó aquello que estaba escrito y lo borró, no lo devolvió
Y el pasado jamás existió y el pasado jamás existió.

Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.

Nadie se esperó y aquel tranvía se perdió
Si me recuerdas en tus memorias, te dedicaré esta canción
Los días pasan por aquel parque de la felicidad
La primavera pasa, caen las hojas en otoño
Borradas tus pisadas por las lluvias del invierno.

No queda ni rastro de la presencia de nadie ahí
Y el pasado jamás existió, y el pasado jamás existió
Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.

Miradas para atrás, sombras del olvido
Antorchas para alumbrar
El viento las apaga sin tan siquiera preguntar.

Un pequeño país en el centro del mapamundi
Un pequeño manantial en un remoto lugar
En aquel lejano paisaje, se divisan ríos
ríos de recuerdos que fluyen por mis mejillas sin parar y no sé como secar
ni la sequía de mi corazón los hacen parar.

El reloj no marca ya las horas, el tiempo lo paró
La maquinaria de su recuerdo se rompió
Banderitas para marcar nuestros pasos
Colores diferentes para cada sentimiento
Ráfagas de viento arrasan nuestro jardín.

No queda nada de ti en mí
Miradas extrañas, brisa de tu aire perdiéndose en el horizonte amargo
Nadie espera ya en la vieja estación. Es tarde, hay que partir
Este tren está a punto de llegar. Me dejará en la última parada, lo vivido queda atrás
Se disipan a lo lejos nuestra complicidad. Nuestros atardeceres se convierten en noche.

Y el pasado jamás existió, y el pasado jamás existió
Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.

CANCIÓN

PLANES ESTRATÉGICOS
No soy un fiel admirador
No soy un buen comunicador, ni tan siquiera pienso en ti cuando estás conmigo
Te miento cuando te quiero, te miento cuando te hablo
Miradas falsas sin compasión.

Sólo soy un buen negociador
Una fábrica de engaños y sueños
Sobre un mapa planeo mis pasos, marco con banderitas tus deseos
Una estrategia planeo.

Tu caes rendida a mis besos, buen momento para atacar, como un coronel dirige sus tropas, arrasándolo todo a su paso
Tus lágrimas no me apenan, tan sólo dificultan mis planes
Al ganar esta batalla, otros horizontes me esperan.

Coronel, no mires atrás, verás a tus soldados muertos
Nadie te escuchará
Cuántas batallas ganadas y ningún sólo aliado
Alas de soledad, almas sin rumbo
Simulacros de felicidad por contar sin ansias de venganzas.

Al ganar esta batalla, tu derrota no espero
Tan sólo quiero volverte a vencer sin provocar nuevos aliados
No escuches más mis palabras, son flechas envenenadas
Te apuntan sin piedad, no me importa fallar, sólo déjate vencer.

No soy un fiel admirador
No soy un buen comunicador, ni tan siquiera pienso en ti cuando estás  conmigo
Te miento cuando te quiero, te miento cuando te hablo
Miradas falsas sin compasión.

Soldaditos de papel, fácil de incendiar
Espadas de juguete, espíritus con cadenas de plomo
No intentes conquistarme, batalla perdida antes de planear
No hay nada más que hablar.

Coronel, no mires atrás, verás a tus soldados muertos
Nadie te escuchará
Cuántas batallas ganadas y ningún sólo aliado
Alas de soledad, almas sin rumbo
Simulacros de felicidad por contar sin ansias de venganzas.

No me esperes despierta esta noche
No sé si voy a ser capaz de mirarte esta vez a la cara
De volverte a engañar, robándote otra sonrisa y no poderla pagar
No estoy listo para atacar, ni tengo ganas de lucha.

La batalla está llegando a su fin
No diviso al enemigo, mis viejos prismáticos se rompieron al ver mares en tu mirada
Vencido en mi propio cuartel
No espero tu compasión, sólo quiero entender a mi pobre maldición.

Sólo me queda escribir en la tierra con mi fúsil palabras de perdón
Pero el viento las borrará, el viento las borrará
Retiro mis tropas de tu dolido corazón que siempre vence a mi razón
No espero tu compasión, sólo quiero entender a mi pobre maldición.

Coronel, no mires atrás, verás a tus soldados muertos
Nadie te escuchará
Cuántas batallas ganadas y ningún sólo aliado
Alas de soledad, almas sin rumbo
Simulacros de felicidad por contar sin ansias de venganzas.

Quiero firmar esta tregua de paz, papel con letras de sangre
Recuerdo de tu amor, mapas sin ruta de destino
Ya no hay marcha atrás
Coronel, no mires atrás, verás a tus soldados muertos.