Google+ Followers

viernes, 27 de julio de 2012

CANCIÓN

LA IDENTIDAD


No importa quién eres. No importa de dónde vienes
Te dedicaré esta canción
No importa quién eres, siempre tendrás un lugar en mi corazón
Un lugar en mi imaginación.

Sabores de castigo a hiel
Acuéstate ya mujer. No pasarás miedo esta noche
Estaré ahí contigo cogiendo tú mano
Huidas repentinas hacia ninguna parte.

¿Cuándo cambió tu sonrisa?
Camino de espinas convertidos en sortilegios
Difíciles de proteger. Juguete roto sin instrucciones
Suerte truncada por el azar de tu querer.

¿Cuándo cambió tu sonrisa?
Es momento de cruzar la línea
Deberás partir hacia el sol
Rayos de libertad. Auras de luz cubren tu cuerpo.

Un susurro en tu oído, el canto de esta canción
Mañanas sin paseo, ciudad sin calles. Tan grande y sin estrenar
Rascacielos sin ascensor que no acarician las nubes.

Mucha gente andando contrasentido
Miradas amigas desconocidas
Gente en quién confiar, no sabes sus nombres
Te indicarán el camino hacia el sendero de la libertad.

Árboles atados con ganas de volar
Ángeles halados te protegerán
Las cadenas de tu destino se romperán
Estaré ahí contigo a dónde quieras partir.

Hay mucho que contar, muchos libros que estrenar
Diarios vacíos de lágrimas que utilizar
Nada para recordar. No hay tiempo para pensar
No malgastes tu destino.

Energía para renovar, energía positiva del más allá, acaricia tu alma
Podrás borrar los malos momentos
El pasado no se presentará esta noche, marcó tus pasos
Ánimas sin libertad. Hoy podrás por fin volar.

Un susurro en tu oído, el canto de esta canción
Mañanas sin paseo, ciudad sin calles. Tan grande y sin estrenar
Rascacielos sin ascensor que no acarician las nubes.