Google+ Followers

viernes, 27 de julio de 2012

CANCIÓN

EL CENTRO DE TU MAPAMUNDI


Un pequeño país en el centro del mapamundi
Un pequeño manantial en un remoto lugar
En aquel lejano paisaje, se divisan ríos
ríos de recuerdos que fluyen por mis mejillas sin parar y no sé como secar
ni la sequía de mi corazón los hacen parar.

Paso a paso sin poder alcanzar el cometa que vuela en el aire
No puedo olvidarme de ti
No se qué escribir en las hojas en blanco de mi diario, llave oxidada y candado roto
Alguien robó aquello que estaba escrito y lo borró, no lo devolvió
Y el pasado jamás existió y el pasado jamás existió.

Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.

Nadie se esperó y aquel tranvía se perdió
Si me recuerdas en tus memorias, te dedicaré esta canción
Los días pasan por aquel parque de la felicidad
La primavera pasa, caen las hojas en otoño
Borradas tus pisadas por las lluvias del invierno.

No queda ni rastro de la presencia de nadie ahí
Y el pasado jamás existió, y el pasado jamás existió
Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.

Miradas para atrás, sombras del olvido
Antorchas para alumbrar
El viento las apaga sin tan siquiera preguntar.

Un pequeño país en el centro del mapamundi
Un pequeño manantial en un remoto lugar
En aquel lejano paisaje, se divisan ríos
ríos de recuerdos que fluyen por mis mejillas sin parar y no sé como secar
ni la sequía de mi corazón los hacen parar.

El reloj no marca ya las horas, el tiempo lo paró
La maquinaria de su recuerdo se rompió
Banderitas para marcar nuestros pasos
Colores diferentes para cada sentimiento
Ráfagas de viento arrasan nuestro jardín.

No queda nada de ti en mí
Miradas extrañas, brisa de tu aire perdiéndose en el horizonte amargo
Nadie espera ya en la vieja estación. Es tarde, hay que partir
Este tren está a punto de llegar. Me dejará en la última parada, lo vivido queda atrás
Se disipan a lo lejos nuestra complicidad. Nuestros atardeceres se convierten en noche.

Y el pasado jamás existió, y el pasado jamás existió
Y todo es invención de mi frágil corazón
Engaños de mis memorias
Simulacros de realidad.