Google+ Followers

martes, 30 de septiembre de 2014

POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA SOLEDAD


La soledad,
triste compañía,
aquel niño juega solo mientras se oyen risas en la lejanía.

La soledad,
amigo amargo de la triste realidad,
la vela oscila mientras aquella melancólica mirada se pierde en su llama.

La soledad,
hoy se ha marchado el último ángel,
aquel viejo llora amargamente su pérdida más amorosa.

La soledad,
el rumbo del amigo extraviado en la mitad del camino,
aquel novio que se fue para no regresar jamás.

La soledad,
el fin de una larga relación de amor,
una dolorosa y silenciosa muerte en vida.

La soledad,
el miedo del ahogo del alma valiente,
ese sentimiento falso de culpa por lo que estamos tan solos.

La soledad,
¿cuándo vendrá alguien a mi vida para volver a ser el alegre pensante y aquel vividor?
¿Cuándo me podré marchar para estar junto a mi ángel?

Está lloviendo afuera,
la lluvia golpea fuertemente el cristal...
tengo miedo de vivir otro día más metido en mí mismo, mi única compañía.

La soledad, el sentimiento peor de los hombres tranquilos...

POEMA

LA SOLEDAD


La soledad,
triste compañía,
aquel niño juega solo mientras se oyen risas en la lejanía.

La soledad,
amigo amargo de la triste realidad,
la vela oscila mientras aquella melancólica mirada se pierde en su llama.

La soledad,
hoy se ha marchado el último ángel,
aquel viejo llora amargamente su pérdida más amorosa.

La soledad,
el rumbo del amigo extraviado en la mitad del camino,
aquel novio que se fue para no regresar jamás.

La soledad,
el fin de una larga relación de amor,
una dolorosa y silenciosa muerte en vida.

La soledad,
el miedo del ahogo del alma valiente,
ese sentimiento falso de culpa por lo que estamos tan solos.

La soledad,
¿cuándo vendrá alguien a mi vida para volver a ser el alegre pensante y aquel vividor?
¿Cuándo me podré marchar para estar junto a mi ángel?

Está lloviendo afuera,
la lluvia golpea fuertemente el cristal...
tengo miedo de vivir otro día más metido en mí mismo, mi única compañía.

La soledad, el sentimiento peor de los hombres tranquilos...

miércoles, 24 de septiembre de 2014

POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA MELANCOLÍA


La melancolía,
ese dolor de la felicidad frustrada,
el fin de la era alegre,
el acabóse de esta armonía tristemente incompleta.

La melancolía,
aquel niño ríe y ríe en la más remota lejanía,
el Peter -Pan de ese hombre que no creció jamás,
quedó sin su alma más jovial y maduró a golpe de desgracias bien malignas.

La melancolía,
esa tristeza que no acaba nunca,
ni en el más remoto lugar del fondo de su sentido corazón pensado,
la alegría es devorada sin piedad por el desamor y por el desengaño de las vanidades trucadas.

La melancolía,
la trampa de toda vida planeada con el mal error de sentir demasiado,
el vil dinero, ayudante infiel de esta falsa felicidad,
en el más sentido interior, el vacío profundo lleno de las noticias más sinceras.

¿Estás triste hoy?
¿Has encontrado la plenitud de esta vida inacabada?
La tristeza no se evadirá por este simulacro de estafa y juego del mal uso del destino,
¿quién falta en este camino de roca dura e inestable de prematura satisfacción?

La melancolía,
cruel realidad con cubierta de humo, esos logros fraudulentos,
que ocultan nuestro yo interior,
¿qué deseamos realmente?

La melancolía,
llega sola o llega acompañada por esta pena venidera de malos presagios,
hoy, has llorado mucho, le dice el alma al espíritu...
mañana y pasado mañana, el Sol asomará tímidamente y teñirá tu negruzco sentimiento.

La melancolía,
torna esta noche al suicidio de tu cansado ser,
el médico de tus pensamientos se ha marchado ya...
ayer te tumbaste en su diván por última vez.

Felicidad, alegría, pena, melancolía...
el son fúnebre de este hombre agotado de su existencia escasa y sucia de ritmo,
la melancolía venció al corazón hundido en los más hondo del perder,
de este juego y lucha de roles del espíritu más noble y luchador incansable hasta hoy.

POEMA

LA MELANCOLÍA


La melancolía,
ese dolor de la felicidad frustrada,
el fin de la era alegre,
el acabóse de esta armonía tristemente incompleta.

La melancolía,
aquel niño ríe y ríe en la más remota lejanía,
el Peter -Pan de ese hombre que no creció jamás,
quedó sin su alma más jovial y maduró a golpe de desgracias bien malignas.

La melancolía,
esa tristeza que no acaba nunca,
ni en el más remoto lugar del fondo de su sentido corazón pensado,
la alegría es devorada sin piedad por el desamor y por el desengaño de las vanidades trucadas.

La melancolía,
la trampa de toda vida planeada con el mal error de sentir demasiado,
el vil dinero, ayudante infiel de esta falsa felicidad,
en el más sentido interior, el vacío profundo lleno de las noticias más sinceras.

¿Estás triste hoy?
¿Has encontrado la plenitud de esta vida inacabada?
La tristeza no se evadirá por este simulacro de estafa y juego del mal uso del destino,
¿quién falta en este camino de roca dura e inestable de prematura satisfacción?

La melancolía,
cruel realidad con cubierta de humo, esos logros fraudulentos,
que ocultan nuestro yo interior,
¿qué deseamos realmente?

La melancolía,
llega sola o llega acompañada por esta pena venidera de malos presagios,
hoy, has llorado mucho, le dice el alma al espíritu...
mañana y pasado mañana, el Sol asomará tímidamente y teñirá tu negruzco sentimiento.

La melancolía,
torna esta noche al suicidio de tu cansado ser,
el médico de tus pensamientos se ha marchado ya...
ayer te tumbaste en su diván por última vez.

Felicidad, alegría, pena, melancolía...
el son fúnebre de este hombre agotado de su existencia escasa y sucia de ritmo,
la melancolía venció al corazón hundido en los más hondo del perder,
de este juego y lucha de roles del espíritu más noble y luchador incansable hasta hoy.

lunes, 22 de septiembre de 2014

POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL ALMA SIN TREGUA EN SU LAMENTO


El alma buscó un sosiego
en un camino de espinas,
los versos no eran suficientes,
las palabras eran escasas.

No encontraba consuelo,
el corazón dolido lloraba y lloraba,
se lamentaba,
y las horas estaban ya acabadas.

Los minutos eran muy largos,
el tiempo no pasaba,
y el alma, de sus recuerdos no se olvidaba, ya se clavaban
y el lamento no tenía en su huida alas.

Buscó tregua en el olvido de su memoria,
mas su conciencia recordaba
y el corazón siempre dominaba al pensamiento
que tanto buscaba su perdón en las batallas.

El alma, encontraba siempre castigo
y el lamento seguía en su ser,
no encontraba consuelo ya,
ni en su misericordia de sus propias espadas.

Los sables, estaban ya retirados,
ya no se defendían
y el corazón y su alma buscaban solamente
el perdón y el olvido del paso lento de sus amargos días.

POEMA

EL ALMA SIN TREGUA EN SU LAMENTO


El alma buscó un sosiego
en un camino de espinas,
los versos no eran suficientes,
las palabras eran escasas.

No encontraba consuelo,
el corazón dolido lloraba y lloraba,
se lamentaba,
y las horas estaban ya acabadas.

Los minutos eran muy largos,
el tiempo no pasaba,
y el alma, de sus recuerdos no se olvidaba, ya se clavaban
y el lamento no tenía en su huida alas.

Buscó tregua en el olvido de su memoria,
mas su conciencia recordaba
y el corazón siempre dominaba al pensamiento
que tanto buscaba su perdón en las batallas.

El alma, encontraba siempre castigo
y el lamento seguía en su ser,
no encontraba consuelo ya,
ni en su misericordia de sus propias espadas.

Los sables, estaban ya retirados,
ya no se defendían
y el corazón y su alma buscaban solamente
el perdón y el olvido del paso lento de sus amargos días.

jueves, 18 de septiembre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LOS PUNTOS CARDINALES DE TU PERDIDO AMOR 


Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Ahí, en el epicentro de tu ser,
la brújula me llevará a ti,
al centro de tu corazón,
antes, ya te encontré, y sin previo aviso te perdí.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Me planto otra vez en tu querer,
alguien me suplantó, tu cariño me robó,
y la brújula me la enloqueció,
las manecillas cayeron sobre esta ladronzuela de amantes infieles.

Ayer perdí el Norte,
mientras en el Sur habitaba aquél que fue simulacro de ti,
en el Este me dieron un billete de ida sin retorno a tu ser,
en el falso recorrido que me lleva al Oeste, ruta de este dolido y tan sentido destino.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Las manecillas volvieron a enloquecer,
dieron un giro inesperado y localizaron el punto de tu conciencia más sincera,
aquella ladronzuela la domina y a mí ya no me quieres...
sustrajo tu corazón y maldijo mil veces mi brújula.

El conjuro bien la funcionó
y ahora es ella la dueña de tu amado corazón,
osada yo, que lucho por vos,
mas tardío amanecer, me bato en retirada, es ya muy tarde...

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

En mis aposentos reposo mi apenado tormento,
muy a mi pesar, dejo mi estropeada brújula,
a la espera de noticias tuyas venideras de tu viejo e inmemorable amor,
tú, sentado en mi olvido, serás el simulacro perfecto de este querer perdido.

Ayer, anteayer, la semana pasada...
anhelaba a mi corazón dormido,
hoy, mañana, pasado, el mes siguiente, al otro y al otro...
se recupera el anteayer del despertar de esta loca enamorada de su nuevo y único cariño forzado.

Alto, fuerte, galán de enemistades recuperadas,
vuelves a ser todo mío, cariño...
mi suplantadora será ahora quien se retire de este apasionante juego,
la he regalado mi vieja y oxidada brújula.

Ahora me encuentro en el punto cardinal perfecto,
el punto del corazón de este bosque llamado "Engaño de los duendes de Cupido y Aros",
mi enemiga ha vuelto a las andadas y burla mi protección,
mas el Dios del Amor se ha enfadado y se ha marchado la ladronzuela de amantes infieles sin su cruel retorno.

POEMA CREATIVO

LOS PUNTOS CARDINALES DE TU PERDIDO AMOR


Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Ahí, en el epicentro de tu ser,
la brújula me llevará a ti,
al centro de tu corazón,
antes, ya te encontré, y sin previo aviso te perdí.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Me planto otra vez en tu querer,
alguien me suplantó, tu cariño me robó,
y la brújula me la enloqueció,
las manecillas cayeron sobre esta ladronzuela de amantes infieles.

Ayer perdí el Norte,
mientras en el Sur habitaba aquél que fue simulacro de ti,
en el Este me dieron un billete de ida sin retorno a tu ser,
en el falso recorrido que me lleva al Oeste, ruta de este dolido y tan sentido destino.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Las manecillas volvieron a enloquecer,
dieron un giro inesperado y localizaron el punto de tu conciencia más sincera,
aquella ladronzuela la domina y a mí ya no me quieres...
sustrajo tu corazón y maldijo mil veces mi brújula.

El conjuro bien la funcionó
y ahora es ella la dueña de tu amado corazón,
osada yo, que lucho por vos,
mas tardío amanecer, me bato en retirada, es ya muy tarde...

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

En mis aposentos reposo mi apenado tormento,
muy a mi pesar, dejo mi estropeada brújula,
a la espera de noticias tuyas venideras de tu viejo e inmemorable amor,
tú, sentado en mi olvido, serás el simulacro perfecto de este querer perdido.

Ayer, anteayer, la semana pasada...
anhelaba a mi corazón dormido,
hoy, mañana, pasado, el mes siguiente, al otro y al otro...
se recupera el anteayer del despertar de esta loca enamorada de su nuevo y único cariño forzado.

Alto, fuerte, galán de enemistades recuperadas,
vuelves a ser todo mío, cariño...
mi suplantadora será ahora quien se retire de este apasionante juego,
la he regalado mi vieja y oxidada brújula.

Ahora me encuentro en el punto cardinal perfecto,
el punto del corazón de este bosque llamado "Engaño de los duendes de Cupido y Aros",
mi enemiga ha vuelto a las andadas y burla mi protección,
mas el Dios del Amor se ha enfadado y se ha marchado la ladronzuela de amantes infieles sin su cruel retorno.


jueves, 11 de septiembre de 2014

POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


HOY ES EL GRAN DÍA


Hoy es el día,
de descalzarme y pasear por esta apartada orilla,
de olvidarme de mi agotada conciencia.

Hoy es el día,
de mojarme los pies con esta agua, tan limpia y tan pura...
de que mi espíritu vuele hacia aquel horizonte lejano y eternamente extraviado.

Hoy es el día,
de encontrarme conmigo misma hacía dentro de mi descuidado y olvidado ser,
en este inesperado viaje hacía ninguna parte.

Hoy es el día,
del encuentro con mi conciencia adormecida,
de la tardía y perdida escucha del anhelo de mi alma.

Hoy es el día,
de conocerme realmente y de re quererme otra vez más,
de volver a valorar y visitar a esa estima tan maltratada y tan odiada.

Hoy es el día,
de que asome "no" tímidamente, sin el mal nombrado remordimiento,
esa palabra tan temida y en desuso por mi miedo a dejar de ser querida, fraudulenta media verdad.

Hoy es el gran día,
de liberarme de todas las cadenas de forzado plomo
y de volver a ser aquella niña que soñaba, a menudo, en ser princesa.

POEMA

HOY ES EL GRAN DÍA


Hoy es el día,
de descalzarme y pasear por esta apartada orilla,
de olvidarme de mi agotada conciencia.

Hoy es el día,
de mojarme los pies con esta agua, tan limpia y tan pura...
de que mi espíritu vuele hacia aquel horizonte lejano y eternamente extraviado.

Hoy es el día,
de encontrarme conmigo misma hacía dentro de mi descuidado y olvidado ser,
en este inesperado viaje hacía ninguna parte.

Hoy es el día,
del encuentro con mi conciencia adormecida,
de la tardía y perdida escucha del anhelo de mi alma.

Hoy es el día,
de conocerme realmente y de re quererme otra vez más,
de volver a valorar y visitar a esa estima tan maltratada y tan odiada.

Hoy es el día,
de que asome "no" tímidamente, sin el mal nombrado remordimiento,
esa palabra tan temida y en desuso por mi miedo a dejar de ser querida, fraudulenta media verdad.

Hoy es el gran día,
de liberarme de todas las cadenas de forzado plomo
y de volver a ser aquella niña que soñaba, a menudo, en ser princesa.

jueves, 4 de septiembre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA MÁQUINA DE LOS DESEOS


Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
concedo todas las fantasías, miles y miles de colores
pide y... un, dos, tres... será todo tuyo.

Soy la máquina de los deseos,
piensa... ¿qué es lo que realmente anhelas o quieres vivir?
Un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
recuerda, no has luchado este triunfo, es mi especial regalo.

Soy la máquina de los deseos,
un, dos, tres... será tuyo en un abrir y cerrar de ojos,
estará ante tu mirada agotada por la espera.

Soy la máquina de los deseos,
en mi ranura, a mano izquierda, deposita tu moneda,
caerá la bolita, ábrela y espera.

Luces y destellos de fantasía volarán por el aire fraudulento,
un aura de luz brillante será tu nuevo cuerpo, bienvenido a tu ser,
disfruta de tu sueño, al amanecer, se desvanecerá otra vez.

Hola, soy tu fantasía, me llamo Felicidad,
soy amiga íntima de Vagancia y de Desidia,
mis eternos enemigos en este juego son Esfuerzo y Constancia.

No me malgastes,
duraré pocos minutos, al despertar,
un, dos, tres... me libraré de ti para siempre.

Triunfo quiere adueñarse de ti,
serás constante en la mera decisión de tu nuevo sueño,
el objetivo de tu soñada meta, el éxito de tu escenario gastado y mil veces pisado.

Soy la máquina de los deseos,
un céntimo por tus pensamientos,
soy una fábrica de mentiras acumuladas del subconsciente despierto.

¿No quieres tu sueño con el sudor de tu castigada y fatigada frente?
lo mío es regalado, sin el mal castigo del sufrimiento,
lo tuyo será un obsequio bien merecido sin reproches venideros.

Tú tardío éxito estará cotizado en lo más alto de tu estima perdida,
será más bien valorado por la envidia sana de este peculiar mercadillo,
por miles y miles de adversarios de este mundo tardío donde el mejor es Nadie.

Dueño y señor del poder de las vidas soñadoras...

POEMA CREATIVO

LA MÁQUINA DE LOS DESEOS


Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
concedo todas las fantasías, miles y miles de colores
pide y... un, dos, tres... será todo tuyo.

Soy la máquina de los deseos,
piensa... ¿qué es lo que realmente anhelas o quieres vivir?
Un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
recuerda, no has luchado este triunfo, es mi especial regalo.

Soy la máquina de los deseos,
un, dos, tres... será tuyo en un abrir y cerrar de ojos,
estará ante tu mirada agotada por la espera.

Soy la máquina de los deseos,
en mi ranura, a mano izquierda, deposita tu moneda,
caerá la bolita, ábrela y espera.

Luces y destellos de fantasía volarán por el aire fraudulento,
un aura de luz brillante será tu nuevo cuerpo, bienvenido a tu ser,
disfruta de tu sueño, al amanecer, se desvanecerá otra vez.

Hola, soy tu fantasía, me llamo Felicidad,
soy amiga íntima de Vagancia y de Desidia,
mis eternos enemigos en este juego son Esfuerzo y Constancia.

No me malgastes,
duraré pocos minutos, al despertar,
un, dos, tres... me libraré de ti para siempre.

Triunfo quiere adueñarse de ti,
serás constante en la mera decisión de tu nuevo sueño,
el objetivo de tu soñada meta, el éxito de tu escenario gastado y mil veces pisado.

Soy la máquina de los deseos,
un céntimo por tus pensamientos,
soy una fábrica de mentiras acumuladas del subconsciente despierto.

¿No quieres tu sueño con el sudor de tu castigada y fatigada frente?
lo mío es regalado, sin el mal castigo del sufrimiento,
lo tuyo será un obsequio bien merecido sin reproches venideros.

Tú tardío éxito estará cotizado en lo más alto de tu estima perdida,
será más bien valorado por la envidia sana de este peculiar mercadillo,
por miles y miles de adversarios de este mundo tardío donde el mejor es Nadie.

Dueño y señor del poder de las vidas soñadoras...