Google+ Followers

miércoles, 29 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA FUENTE DE LOS DESEOS


Un céntimo por tus pensamientos,
con una moneda acude la gente con los deseos más fraudulentos,
aquellos con un cumplir tardío, alguien los engañó y sus sueños se los robó.

Un céntimo por tus pensamientos,
en la fuente de los deseos debes depositar esta moneda de oro oxidado,
para los sueños imposibles, aquellos que no se poseen con el dinero de la vanidad.

Un céntimo por tus pensamientos,
la fuente de los deseos, es de un marfil crudo tan elegante y con olor a esa antigüedad tan añorada,
no te devolverá la moneda, a cambio te recompensará con tu vida más deseada y anhelada.

Un céntimo por tus pensamientos,
ven despacio, deposita la moneda de tu última esperanza tardía,
en este agua, tan rica en la más millonaria de los deseos existentes en el limbo del subconsciente y la conciencia.

Piensa bien tu deseo, no lo malgastes,
no lo podrás mal cambiar, la fuente te lo concederá, pero debes recordar...
un céntimo por tus pensamientos.


POEMA CREATIVO

LA FUENTE DE LOS DESEOS


Un céntimo por tus pensamientos,
con una moneda acude la gente con los deseos más fraudulentos,
aquellos con un cumplir tardío, alguien los engañó y sus sueños se los robó.

Un céntimo por tus pensamientos,
en la fuente de los deseos debes depositar esta moneda de oro oxidado,
para los sueños imposibles, aquellos que no se poseen con el dinero de la vanidad.

Un céntimo por tus pensamientos,
la fuente de los deseos, es de un marfil crudo tan elegante y con olor a esa antigüedad tan añorada,
no te devolverá la moneda, a cambio te recompensará con tu vida más deseada y anhelada.

Un céntimo por tus pensamientos,
ven despacio, deposita la moneda de tu última esperanza tardía,
en este agua, tan rica en la más millonaria de los deseos existentes en el limbo del subconsciente y la conciencia.

Piensa bien tu deseo, no lo malgastes,
no lo podrás mal cambiar, la fuente te lo concederá, pero debes recordar...
un céntimo por tus pensamientos.


domingo, 26 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL AGUA DEL MANANTIAL


El agua del manantial
es rica en los minerales escasos y agotados de este espíritu viajero tan cansado,
vengo de lejos, de la ciudad del Oriente Próximo, a purificar mis tormentos.

El agua del manantial,
la vierto en mi botellita, es del cristal más bonito que jamás se haya visto,
rebosa de este líquido mágico para el alma más necesitada del consuelo anhelado.

El agua del manantial,
tres viajes, tres, necesito para poseer el buen consejo de aquel mago de la tranquilidad más olvidada
por este hechizo del mal querer y del mal perder.

El agua del manantial,
me depura de este daño estrangulador de ti en mí,
por el malgasto del tiempo de este reloj de las arenas más negruzcas del desierto de mi corazón.

El agua del manantial,
cuál necesario líquido, tan mágico y cuál lejos está de este viejo alma,
de este espíritu, que vaga lentamente por la villa de la vida olvidada y perdida.

El agua del manantial,
se evaporó por la ira del odio del amor bien escapado
por el horizonte del olvido inesperado y fortuito.

El agua del manantial,
me aguardaré a que llegue la hora indicada tomando este café de la buena mañana,
esperando mi billete sin retorno a esta monotonía y melancolía tan triste, tan aburrida y tan suciamente vacía.

POEMA CREATIVO

EL AGUA DEL MANANTIAL


El agua del manantial
es rica en los minerales escasos y agotados de este espíritu viajero tan cansado,
vengo de lejos, de la ciudad del Oriente Próximo, a purificar mis tormentos.

El agua del manantial,
la vierto en mi botellita, es del cristal más bonito que jamás se haya visto,
rebosa de este líquido mágico para el alma más necesitada del consuelo anhelado.

El agua del manantial,
tres viajes, tres, necesito para poseer el buen consejo de aquel mago de la tranquilidad más olvidada
por este hechizo del mal querer y del mal perder.

El agua del manantial,
me depura de este daño estrangulador de ti en mí,
por el malgasto del tiempo de este reloj de las arenas más negruzcas del desierto de mi corazón.

El agua del manantial,
cuál necesario líquido, tan mágico y cuál lejos está de este viejo alma,
de este espíritu, que vaga lentamente por la villa de la vida olvidada y perdida.

El agua del manantial,
se evaporó por la ira del odio del amor bien escapado
por el horizonte del olvido inesperado y fortuito.

El agua del manantial,
me aguardaré a que llegue la hora indicada tomando este café de la buena mañana,
esperando mi billete sin retorno a esta monotonía y melancolía tan triste, tan aburrida y tan suciamente vacía.


miércoles, 22 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA PIEDAD ERA DE PIEDRA Y HIEDRA


Suplicaba por su vida,
la bella noble doncella, nadie la socorría,
cuál tardía solución, su vida se espiraba con una falsa ilusión.

Su deseo era que viniese su príncipe a galope del buen sueño
y la salvase de las malas manos envidiosas de su querer,
mas lloraba para gozo de su astuta enemiga, la bruja de la discordia de reyes.

Suplicaba por su vida,
la bella niña, indefensa de aquella astuta picardía y mala osadía,
mas su anhelo se evadía por el vano aire vacío, la mala heredera la clavó el cuchillo.

Fue víctima de la falsa justicia, dejó el cuerpo a la deriva,
sobre la tierra, su único testigo de este fatal desenlace,
la asesina se alejó en busca de soldados corruptos de la venganza más sucia y más ruin.

Suplicó por su vida,
con un tenue gemido,
una ardilla la oyó y la tiró las bellotas de la buena esperanza, eran tres exactamente.

Una rebotó en la bella doncella,
cayó al río y fue arrastrada por las corrientes de las aguas puras del destino,
llegó la bellota hasta la casita del buen hechicero de las envidias insanas.

Venía de la lejanía más cercana,
de los reinos del horizonte más oscuros y perdidos,
algún mal presagio llevaba, de ella, salían lágrimas de sangre real.

Aquel guapo mago siguió el rastro de estos rojos lloros,
cuál camino más triste y amargo...
lo guió hasta donde yacía la guapa doncella, heredera del reino pequeño.

Suplicaba por su vida,
con un hilo de respiración, suspiro del lamento más cruel y siniestro,
el de la hija de aquel rey, primer de abordo del país de los laberintos interminables.

La llevó al castillo con un caballo guiado por los ángeles cansados,
y su alma más noble se desprendió de su cuerpecito, triste y desnudo,
con más ropa que una manta invisible, su padre la abrazaba llorando y gimiendo por su hija.

El espíritu más noble se había ido,
la bella bellota seguía llorando y llorando la sangre más roja y dolida,
cayeron tres lágrimas sobre su cuerpo y regresó la dulce doncella a la vida.

Cuál feliz estaba su padre y cuál infeliz la asesina, la otra niña, que llamaba hijastra,
la mala heredera era quien suplicaba ahora por su vida,
lentamente, los centinelas de la noche más oscura y sin estrellas, la torturaban sin pena ninguna.

El espíritu más negruzco se desvanecía suplicando piedad,
la mano de la libre inocencia, liberó a su enemiga, sin embarga hermana,
aunque sólo fuera de madre, la quería, a pesar de todas sus reales torpezas y engreídos parciales.

La liberó de la muerte pidiendo al rey, su padre amado y querido,
"no la mates, por favor, no la mates"...
y la malvada vivió muerta en vida y en sus sucios pensamientos más tormento que el de no ser reina ni tan siquiera plebeya.

POEMA CREATIVO

LA PIEDAD ERA DE PIEDRA Y HIEDRA


Suplicaba por su vida,
la bella noble doncella, nadie la socorría,
cuál tardía solución, su vida se espiraba con una falsa ilusión.

Su deseo era que viniese su príncipe a galope del buen sueño
y la salvase de las malas manos envidiosas de su querer,
mas lloraba para gozo de su astuta enemiga, la bruja de la discordia de reyes.

Suplicaba por su vida,
la bella niña, indefensa de aquella astuta picardía y mala osadía,
mas su anhelo se evadía por el vano aire vacío, la mala heredera la clavó el cuchillo.

Fue víctima de la falsa justicia, dejó el cuerpo a la deriva,
sobre la tierra, su único testigo de este fatal desenlace,
la asesina se alejó en busca de soldados corruptos de la venganza más sucia y más ruin.

Suplicó por su vida,
con un tenue gemido,
una ardilla la oyó y la tiró las bellotas de la buena esperanza, eran tres exactamente.

Una rebotó en la bella doncella,
cayó al río y fue arrastrada por las corrientes de las aguas puras del destino,
llegó la bellota hasta la casita del buen hechicero de las envidias insanas.

Venía de la lejanía más cercana,
de los reinos del horizonte más oscuros y perdidos,
algún mal presagio llevaba, de ella, salían lágrimas de sangre real.

Aquel guapo mago siguió el rastro de estos rojos lloros,
cuál camino más triste y amargo...
lo guió hasta donde yacía la guapa doncella, heredera del reino pequeño.

Suplicaba por su vida,
con un hilo de respiración, suspiro del lamento más cruel y siniestro,
el de la hija de aquel rey, primer de abordo del país de los laberintos interminables.

La llevó al castillo con un caballo guiado por los ángeles cansados,
y su alma más noble se desprendió de su cuerpecito, triste y desnudo,
con más ropa que una manta invisible, su padre la abrazaba llorando y gimiendo por su hija.

El espíritu más noble se había ido,
la bella bellota seguía llorando y llorando la sangre más roja y dolida,
cayeron tres lágrimas sobre su cuerpo y regresó la dulce doncella a la vida.

Cuál feliz estaba su padre y cuál infeliz la asesina, la otra niña, que llamaba hijastra,
la mala heredera era quien suplicaba ahora por su vida,
lentamente, los centinelas de la noche más oscura y sin estrellas, la torturaban sin pena ninguna.

El espíritu más negruzco se desvanecía suplicando piedad,
la mano de la libre inocencia, liberó a su enemiga, sin embarga hermana,
aunque sólo fuera de madre, la quería, a pesar de todas sus reales torpezas y engreídos parciales.

La liberó de la muerte pidiendo al rey, su padre amado y querido,
"no la mates, por favor, no la mates"...
y la malvada vivió muerta en vida y en sus sucios pensamientos más tormento que el de no ser reina ni tan siquiera plebeya.


domingo, 19 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


ESTE ÚLTIMO BESO


Este último beso,
va para ti, que me estás mirando,
para ti, que me dedicas la risa de la noche tardía.

Este último beso,
va dedicado a ese niño que corre enfrente de mi puerta cada amanecer,
se para, y me da siempre los buenos días de los albas más envidiables.

Este último beso,
va para mis amistades más peligrosas y para mis enemigos arrepentidos,
para ellos, que han sido mis compañeros de mis penas acabadas y alegrías venideras.

Este último beso,
va, ¿por qué no?,
para todo aquél que lo necesite, que bien quiten su última lágrima derramada sin piedad.

Este último beso,
va para todos aquellos personajes de mi acto preferido, mi vida,
mas baja ya el telón despacio y será un hasta pronto que no fin.


POEMA CREATIVO

ESTE ÚLTIMO BESO


Este último beso,
va para ti, que me estás mirando,
para ti, que me dedicas la risa de la noche tardía.

Este último beso,
va dedicado a ese niño que corre enfrente de mi puerta cada amanecer,
se para, y me da siempre los buenos días de los albas más envidiables.

Este último beso,
va para mis amistades más peligrosas y para mis enemigos arrepentidos,
para ellos, que han sido mis compañeros de mis penas acabadas y alegrías venideras.

Este último beso,
va, ¿por qué no?,
para todo aquél que lo necesite, que bien quiten su última lágrima derramada sin piedad.

Este último beso,
va para todos aquellos personajes de mi acto preferido, mi vida,
mas baja ya el telón despacio y será un hasta pronto que no fin.


jueves, 16 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL TRÉBOL DE CUATRO HOJAS ES TU SEMBLANTE


El trébol de cuatro hojas,
quebró hoy, su sino se destruyó,
cuál cruel destino le espera en este camino sin fin ni retorno alguno.

El trébol de cuatro hojas,
cuál truncada suerte,
por el ayer más perdido y olvidado.

El trébol de cuatro hojas,
me lo regaló la mano vecina de la fortuna más querida,
por mi mala suerte, acostada en aquel rincón de esta vida malgastada.

El trébol de cuatro hojas,
se rompió una muy elegantemente,
y quedaron tres, mas aquel infortunio se repetía una y otra vez.

El trébol de cuatro hojas,
a la espera de uno nuevo me encuentro aún,
un hada rosa me explica de donde proviene la suerte anhelada.

Es una palabra bien alegre o bien triste, según se mire...
depende de la misma vida, sin elección por nuestra conciencia,
varios destinos se cruzan de vez en cuando, del centro emanan las rosas rojas.

Otros tréboles llegarán, hazme caso, por favor,
la suerte existe siempre, la buena y la mala,
cuando se aproxima el hada mala, la más perversa, se debe combatir con este conjuro memorizado.

El trébol de cuatro hojas,
llega cuando se sabe cambiar el lado oscuro,
al mundo del arco iris de la buena felicidad.

Tú, eres el trébol de cuatro hojas
y el hada rosa que te aconseja día a día,
todo depende de la estima que aguarda en tu memoria y corazón rojo.

POEMA CREATIVO

EL TRÉBOL DE CUATRO HOJAS ES TU SEMBLANTE


El trébol de cuatro hojas,
quebró hoy, su sino se destruyó,
cuál cruel destino le espera en este camino sin fin ni retorno alguno.

El trébol de cuatro hojas,
cuál truncada suerte,
por el ayer más perdido y olvidado.

El trébol de cuatro hojas,
me lo regaló la mano vecina de la fortuna más querida,
por mi mala suerte, acostada en aquel rincón de esta vida malgastada.

El trébol de cuatro hojas,
se rompió una muy elegantemente,
y quedaron tres, mas aquel infortunio se repetía una y otra vez.

El trébol de cuatro hojas,
a la espera de uno nuevo me encuentro aún,
un hada rosa me explica de donde proviene la suerte anhelada.

Es una palabra bien alegre o bien triste, según se mire...
depende de la misma vida, sin elección por nuestra conciencia,
varios destinos se cruzan de vez en cuando, del centro emanan las rosas rojas.

Otros tréboles llegarán, hazme caso, por favor,
la suerte existe siempre, la buena y la mala,
cuando se aproxima el hada mala, la más perversa, se debe combatir con este conjuro memorizado.

El trébol de cuatro hojas,
llega cuando se sabe cambiar el lado oscuro,
al mundo del arco iris de la buena felicidad.

Tú, eres el trébol de cuatro hojas
y el hada rosa que te aconseja día a día,
todo depende de la estima que aguarda en tu memoria y corazón rojo.

jueves, 9 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL MONTE DEL PERDÓN


El monte del perdón,
nos espera hoy, aguarda nuestra amargada presencia,
la llegada será antes de la luz del alba.

El monte del perdón,
un minuto para evadir mi tormento más cruel,
aire limpio que saca mis pensamientos más puros.

El monte del perdón,
la introspección más silenciosa y necesitada,
el viaje interior hacia la más profunda duda existencial.

El monte del perdón,
lugar para limpiar mi consciencia más sucia y dolida,
regreso con un nuevo despertar, con el pensamiento de un nuevo atardecer.

Adiós, monte del perdón,
regresaré mañana o al otro día,
siempre estará ahí, cual guardián de mis conflictos confundidos.

POEMA CREATIVO

EL MONTE DEL PERDÓN


El monte del perdón,
nos espera hoy, aguarda nuestra amargada presencia,
la llegada será antes de la luz del alba.

El monte del perdón,
un minuto para evadir mi tormento más cruel,
aire limpio que saca mis pensamientos más puros.

El monte del perdón,
la introspección más silenciosa y necesitada,
el viaje interior hacia la más profunda duda existencial.

El monte del perdón,
lugar para limpiar mi consciencia más sucia y dolida,
regreso con un nuevo despertar, con el pensamiento de un nuevo atardecer.

Adiós, monte del perdón,
regresaré mañana o al otro día,
siempre estará ahí, cual guardián de mis conflictos confundidos.


lunes, 6 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL SABLE DEL PODER Y DE LA CODICIA


Un saludo al aire con el sable,
aquel caballero se prepara para la lucha,
el contrincante es también igual que él, muy fuerte y muy galán...

Un saludo al aire con el sable,
el duelo de estos dos nobles dormidos va a comenzar...
el trofeo es ser el gran General, la muerte, el precio de esta inútil turbia batalla.

Un saludo al aire con el sable,
el duelo de los caballeros andantes con miedo a no ser nadie mañana,
el combate durará hasta la caída, sucia y sin piedad, del guante blanco más negruzco.

Un saludo al aire con el sable,
la bella hija del poder de la desidia mira con sus ojos más tiernos y tristes,
la otra, la malvada heredera, disfruta de tan fatídico desenlace.

Al final del combate de la codicia más noble,
uno de ellos morirá y será enterrado al alba más oscuro y tenebroso,
cuál cruel destino para aquel hombre, valiente y tan alto...

Un saludo al aire con el sable,
ha terminado ya la batalla...
un luto callado por sus compañeros, los caballeros del poder trampeado.

La risa de aquel niño se pierde para siempre en el horizonte más lejano,
el ganador, deja su sable en el suelo, se arrodilla y reza por el alma de su amigo,
cuál cruel realidad, cuál nobleza más sucia y más turbia.


POEMA CREATIVO

EL SABLE DEL PODER Y DE LA CODICIA


Un saludo al aire con el sable,
aquel caballero se prepara para la lucha,
el contrincante es también igual que él, muy fuerte y muy galán...

Un saludo al aire con el sable,
el duelo de estos dos nobles dormidos va a comenzar...
el trofeo es ser el gran General, la muerte, el precio de esta inútil turbia batalla.

Un saludo al aire con el sable,
el duelo de los caballeros andantes con miedo a no ser nadie mañana,
el combate durará hasta la caída, sucia y sin piedad, del guante blanco más negruzco.

Un saludo al aire con el sable,
la bella hija del poder de la desidia mira con sus ojos más tiernos y tristes,
la otra, la malvada heredera, disfruta de tan fatídico desenlace.

Al final del combate de la codicia más noble,
uno de ellos morirá y será enterrado al alba más oscuro y tenebroso,
cuál cruel destino para aquel hombre, valiente y tan alto...

Un saludo al aire con el sable,
ha terminado ya la batalla...
un luto callado por sus compañeros, los caballeros del poder trampeado.

La risa de aquel niño se pierde para siempre en el horizonte más lejano,
el ganador, deja su sable en el suelo, se arrodilla y reza por el alma de su amigo,
cuál cruel realidad, cuál nobleza más sucia y más turbia.


miércoles, 1 de octubre de 2014

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


EL AGUA DEL JARRÓN DABA VIDA AL BUEN ALMA


El agua del jarrón
daba de beber aquella joven flor,
al lado, en la alcoba, dormía la pequeña niña.

El agua del jarrón
daba vida aquel aroma de cariño y dulce amor,
la niña crecía extremadamente feliz.

El agua del jarrón
era vertido cada mañana,
una señora lo llenaba al alba del tardío amanecer.

Mientras la niña observaba
aquel paisaje de amor
y la flor crecía y crecía.

Un día, el jarrón dejó de llenarse...
había fallecido aquella ancianita,
tiernamente cerró los ojos, parecía dormida.

Y la niña miraba siempre a la flor triste y cabizbaja,
la flor empezó a marchitar,
llegó la lectura del amargo y fúnebre testamento.

Todo era para su afligida familia,
se leyeron los últimos antojos forzados de la ancianita,
a la pequeña niña, le dejó una misión.

Le dejó la jarrita
y la mandó llenar el jarrón con agua cada alba,
al despertar, la dijo su abuelita, que sentiría su último beso.

El agua del jarrón
volvió a dar vida y ese aroma al amor perdido y añorado,
la flor resucitó y poco a poco volvió a ser la misma.

El agua del jarrón
era la memoria de la abuelita ausente,
la niña lo llenaba con el anhelo de resucitar a su ancianita.

Aquella niña creció y se hizo muy mayor
y la flor seguía viviendo en su jarrón de débil cristal,
pero se mudó a otro lugar, la plantó en un jardín cercano.

Todos los días,
en ese pasado alegre lugar,
llovía y llovía sin cesar.

El agua de las nubes,
caía del cielo donde vivía la abuelita,
daba vida y luz a la florecita.

No había Primavera,
no había Verano,
siempre llovía estancados en la estación del recuerdo inolvidable.

Aquella niña, que ya era mamá,
regresó una mañana, cuando caía el alba
y sacó la florecita del césped.

La plantó en la tumba del alma más tierna,
aquel ángel nunca murió,
y protegió a la frágil rica inocencia.

La luz regresó a ese lugar
sombrado por el agua que daba de beber a la flor
que nunca más se marchitó al amparo de la dulce y buena abuelita.


POEMA CREATIVO

EL AGUA DEL JARRÓN DABA VIDA AL BUEN ALMA


El agua del jarrón
daba de beber aquella joven flor,
al lado, en la alcoba, dormía la pequeña niña.

El agua del jarrón
daba vida aquel aroma de cariño y dulce amor,
la niña crecía extremadamente feliz.

El agua del jarrón
era vertido cada mañana,
una señora lo llenaba al alba del tardío amanecer.

Mientras la niña observaba
aquel paisaje de amor
y la flor crecía y crecía.

Un día, el jarrón dejó de llenarse...
había fallecido aquella ancianita,
tiernamente cerró los ojos, parecía dormida.

Y la niña miraba siempre a la flor triste y cabizbaja,
la flor empezó a marchitar,
llegó la lectura del amargo y fúnebre testamento.

Todo era para su afligida familia,
se leyeron los últimos antojos forzados de la ancianita,
a la pequeña niña, le dejó una misión.

Le dejó la jarrita
y la mandó llenar el jarrón con agua cada alba,
al despertar, la dijo su abuelita, que sentiría su último beso.

El agua del jarrón
volvió a dar vida y ese aroma al amor perdido y añorado,
la flor resucitó y poco a poco volvió a ser la misma.

El agua del jarrón
era la memoria de la abuelita ausente,
la niña lo llenaba con el anhelo de resucitar a su ancianita.

Aquella niña creció y se hizo muy mayor
y la flor seguía viviendo en su jarrón de débil cristal,
pero se mudó a otro lugar, la plantó en un jardín cercano.

Todos los días,
en ese pasado alegre lugar,
llovía y llovía sin cesar.

El agua de las nubes,
caía del cielo donde vivía la abuelita,
daba vida y luz a la florecita.

No había Primavera,
no había Verano,
siempre llovía estancados en la estación del recuerdo inolvidable.

Aquella niña, que ya era mamá,
regresó una mañana, cuando caía el alba
y sacó la florecita del césped.

La plantó en la tumba del alma más tierna,
aquel ángel nunca murió,
y protegió a la frágil rica inocencia.

La luz regresó a ese lugar
sombrado por el agua que daba de beber a la flor
que nunca más se marchitó al amparo de la dulce y buena abuelita.