Google+ Followers

martes, 29 de abril de 2014

POEM

(I put a Gadget of Google translator.)

SI LA MEMORIA SE TRANSFORMA EN LA NOCHE, LOS RECUERDOS SE ACABAN SUICIDANDO



El recuerdo se tiene, el recuerdo se olvida,

pasea por la memoria,

vaga por el olvido.


Los recuerdos, señores y amos de la vida,

caminan hacia la existencia,

o hacia la amnesia del abismo del pensamiento.


Recuerdos de amor, recuerdos de pena amargada,

la pesadumbre de no poder recordar

y la esperanza de quien puede olvidar.


La alegría, bien se acuerda  y bien se olvida.

El tormento pasea sin piedad,

por la cansada y tan temida memoria.


En el subconsciente hay un jardín de rosas apagadas,

brindada tiene su parcela, sin llave su viejo candado,

el recuerdo no tiene otra escapatoria que la de su propio suicidio.


El alma lucha por recordad aquello que anduvo en su ruta cabalgada.

La inconsciencia de su sufrimiento, mas que el querer, no la deja,

se impone otra vez, el odiado o el anhelado olvido.


El recuerdo viene, el recuerdo se va,

la alegría se olvida que un día existió

y el penar atormenta a la consciencia del ser, que quiere olvidar sus miserias.