Google+ Followers

sábado, 3 de enero de 2015

CREATIVE POEM

(I put a Gadget of Google translator.)


LA MAGIA INESPERADA DE LA PROPIA VIDA


Un, dos, tres,
en el conjuro de esta noche a la luz de la luna,
un poquito de sal dorada para el lado más tristemente de luto, invocamos las nuevas energías del poder.

Un, dos, tres,
"macaratona", esta es la palabra mágica regalada por los dioses del destino,
con ella, seré aquél que siempre quise ser, la fuerza del más allá vencerá a mi desdicha.

Un, dos, tres,
algunos rabitos de conejo, la pócima del bienestar tendrá sabor dulce a la gloria perdida,
hoy, he invocado a la diosa Niké, la de la victoria y el triunfo tan perdido y tan agotado.

Un, dos, tres,
"macaratona", "macaratona", "macaratona", tres veces te nombro, tres,
la palabra del buen éxito, ríos de gloria de color del oro correrán por los poros de la nueva vida.

Un, dos, tres,
una pizquita de tu querer, un puñadito de suerte,
un saquito de piel de serpiente lleno de todo mi cariño más sacrificado e invaluable.

Un, dos, tres,
la pócima mágica ya se sirvió, hierve al fuego lento de la fortuna perdida,
reposa el puchero embrujado a la espera del resultado fraudulentamente logrado.

"Macaratona", "macaratona", "macaratona",
el ayer fracasado halló muerte, hoy y mañana, saldrá de nuevo el sol del buen sino,
pasado mañana, el futuro más cercano y más incierto será controlado por el brebaje de la desidia del interés del poder.

Cuando se acabe esta pócima, el poder de esta magia desaparecerá,
"macaratona", "macaratona", "macaratona"... se ha enfadado ya...
se bate en retirada a los nuevos horizontes de otras almas siniestradas, a mí se me olvidó echar mi granito de arena al puchero de mi destino...

A la espera del éxito regalado me encuentro aquí sentado,
no podré usar más el conjuro de la buena vida tan fácil de comprar,
con billetes embrujados con los ceros del más allá. Miles y miles, el dinero tan fácil...

"Macaratona", "macaratona", "macaratona",
me ha bien enseñado a buscar mi propia fórmula mágica,
para la pócima de mi vida, el esfuerzo de mi ser, dejar al destino parte de mi suerte, donde el sino será un ingrediente más.

Juntos haremos el conjuro de la nueva y mera existencia, el plan entre yo y el mundo astral...

"Macaratona", "macaratona", "macaratona",
ha vuelto ayer a la ciudad, me ha visitado hoy por la venganza de mi nuevo fracaso,
está dispuesto ha encontrar la reposición de mis nuevas esperanzas perdidas y robadas.

El horizonte está muy lejos,
se divisa en la lejanía, un nuevo ser difuminado en los recuerdos del ayer,
se encuentra entre medias este oscuro porvenir. "Macaratona" atraviesa el umbral del más allá.

Un, dos, tres,
una pizquita de magia para el día a día cualquiera donde en el aplomo de esta dura marcha,
el precio de la suerte, por primera vez, es menor al logro y el triunfo cuesta menos y el caminar no es tan rudo.

"Macaratona", serás tú...
con el sudor de tus entrañas y el cante de tu corazón,
harás tu conjuro, el poder del plan de vida tan soñado y tan añorado.

"Macaratona", vendrá a verte cada noche cuando duermas...
te llenará de las energías de aquélla, la llamada fortuna y el poder de la luna que te observa,
te cuida desde el cielo de luto estrellado en blanco brillante de tu mirar, te cambiará el rumbo de tu destino.

Cuida bien de este nuevo sino que "macaratona" te ha regalado,
envuelto en papel en blanco, donde escribirás con tu puño y letra, el deseo de tu propia estima,
la dirección de esta vida tan necesitada y tan sumamente inestable.