Google+ Followers

miércoles, 28 de enero de 2015

POEMA CREATIVO

Y SE FUE AQUÉL QUE TENÍA EL DON DE SER ÉL


Un día se fue,
aquel señor alto y delgado, el que nunca destacó en su mísera vida,
aquél incapaz de vender su dulce alma al cruel diablo, vendedor de falsas vidas.

Un día se fue,
aquél que nunca destacó más que en el cariño de la caricia,
su legado más triste, cayó en las dulces manos del testamento más amargo.

Un día se fue,
su ángel más fiel sigue habitando con su luz en sus obras,
sus cuadros tienen en sus pinceladas el color de la memoria de su fiel aroma.

Un día se fue,
el joven hombre que no cotizaba al alza su dulce espíritu,
nadie compra su talento tardío...

Un día se fue,
en su herencia, tres cuadros para el dolido primo segundo,
aquél que vio y presenció en vida la derrota más cruel del buen Daniel.

Un día se fue,
y su obra valió más que antes en el tormento injusto del ayer, se expuso finalmente,
su éxito merecido y robado por el lastre de no ser conocido más que por su alma recordada en estas líneas.