Google+ Followers

sábado, 8 de noviembre de 2014

POEMA CREATIVO

EL ADIÓS DE UN AYER CUALQUIERA


Adiós,
soy yo, aquella joven
que aprendía a vivir y empezaba a ser la mujer del mañana aquel.

Adiós,
soy yo, ahora anciana,
derrotada, no existen ya ganas de vida sin mis aliados de la batalla sin fin.

Unos amantes, otros amigos y algunos amores de un ayer...
y un sólo príncipe azul que murió batiéndose en retirada con un último brindis a mi corazón y triste espíritu.
Adiós, adiós y cien mil veces más adiós...

Adiós,
soy yo, la que te observa con cautela en el firmamento de los amores y seres extraviados,
no vaya a ser que se rompa tu hermosura pequeña rosa roja, tu aroma, mi única compañía en esta absurda soledad no merecida.

Adiós,
soy yo, la que ojea con pena estas hojas blancas del testamento sin dueño,
todos me miran desde el cielo, a esta alma que vaga de estrella en estrella en búsqueda del cofre perdido con el tesoro mejor guardado.

Adiós,
soy yo, la que cierra mi diario, sin candado y con llave llena del oxido más enlutado,
estoy feliz, volveré a ser yo y brillaré con mi propia luz en mi firmamento querido y tan extrañado.

Volveré a ver a todos mis familiares, amores y seres queridos extrañamente presentes en mi pequeña rosa roja...
Adiós, adiós y cien mil veces adiós.