Google+ Followers

miércoles, 1 de abril de 2015

CREATIVE POEM (CREATIVITY LYRIC)

(I put a Gadget of Google translator.)



EL CHICO QUE ENCONTRÓ CONSUELO EN LA NUBE DE AQUELLA HADA


Andriú,
era ese niño desvalido,
que nació entre los algodones del cariño de la pobreza más noble.

Andriú,
aquel joven espíritu nació sin la cómoda del bienestar,
el amor le regaló una gran y bellísima sonrisa, que viste la cara de esta rosa pálida.

Andriú,
es aquella flor descolorida, aquella que necesita el riego de la buena fortuna,
y así, poder recuperar el color de aquella risa robada...

Andriú,
se quitó el triste envoltorio de su débil cuerpecillo, la ropa rota del abrigo de su alma,
las costillas marcaban el mal sino de su vida forzada, el día a día del amor desamparado de sus pobres padres.

Andriú,
quiso ser una temprana mañana feliz...
un buen día cambió aquel destino, el que tanto lo atormentaba.

Una nube conducida por aquella hada,
la de los cien mil deseos del noble espíritu,
a cambio de las mil lágrimas que destiñeron y borraron para siempre la sonrisa de su mirada.

Acarició dulcemente la pálida cara de Andriú...

Aquel niño malogrado,
cambió su tristeza por un beso,
Andriú fue finalmente el niño joven más feliz de nuestra tierra, la de los cien mil colores...

Una tarde, bien entrada la temida oscuridad,
cambió su deseo más valioso por la sonrisa perdida de aquella joven tan pobre,
"qué recuerdos me traes, querida niña y qué rosa más pálida llevas en esta cesta del viejo fuerte roble".

Necesita tu flor el riego de la buena esperanza...
mi deseo te cedo, sin duda,
yo soy Andriú, un día fui pobre y el hada de las almas tristes, sopló el aire de mi destino.

La rueda de mi débil espíritu cambió felizmente de rumbo,
te regalo el cambio del tic-tac de este viejo tiempo,
tan corto y excesivamente largo para las mil lágrimas de los corazones pálidos, sin el riego de sus rosas injustamente descoloridas.